Seleccionar página
liderar-organizaciones-agile

Liderar organizaciones para la innovación y la excelencia

Hace algún tiempo iba conduciendo, hacia un encuentro sobre gestión y desarrollo de talento, cuando oí en la radio una noticia que me pareció que reflejaba muy bien la cultura que se vive en ciertas organizaciones y, de hecho, me dio una idea para introducir mi ponencia en el evento :). Una atleta vasca no iba a poder participar en una competición internacional, debido a que el personal de tierra de una compañía aérea, no le había permitido facturar sus pértigas.

Estoy segura de que la persona que la atendió es una buena persona, con mucho talento, creativa, con valores y sentido común, pero, probablemente, exceso de celo normativo, el miedo a asumir la responsabilidad bloqueó todas esas virtudes. Esta situación tuvo una repercusión inusual, pero, de forma más silenciosa, es habitual en nuestro día a día, sobre todo en las organizaciones grandes y jerarquizadas. La norma, el miedo a quebrantarla y a sus consecuencias, supera al sentido común, acalla el talento y hace olvidar la misión para la que trabajamos: servir a nuestra clientela.

Metodologías Agile en las organizaciones que buscan la excelencia

El exceso normativo y la jerarquización, impide que el talento se desarrolle y brille porque desempodera a las personas, pero también es un lastre para la eficiencia. El tiempo perdido en rellenar impresos, enviar mails de “descarga de responsabilidades”, … es como un segundo trabajo y requiere tiempo y energía tanto o más que el trabajo real para el que la persona fue contratada. Es un agujero negro difícilmente cuantificable en el mundo empresarial e institucional.

Las nuevas metodologías Agile están tratando de hacer desaparecer esos agujeros negros cambiando la cultura de las organizaciones con nuevas propuestas de liderazgo que pongan realmente las necesidades de la clientela y la felicidad de las personas trabajadoras en el centro. 

Evidentemente, hay normas y procesos, pero al servicio de la eficiencia, no al revés. Sus ventajas son claramente visibles y de hecho hay muchas empresas e instituciones formándose y tratando de incorporarlas. Sin embargo, muchas veces, ese esfuerzo se queda en la parte “técnica” del enfoque cuando lo realmente valioso es la filosofía sobre la que se sustentan y la intención con la que fueron creadas. Son metodologías que empoderan a las personas y hacen florecer el talento, pero si tratamos de implementarlas sin tener en cuenta la cultura existente en la organización, no lograremos cambiar gran cosa.

Las consultorías que tenemos cierta antigüedad hemos conocido otras iniciativas revolucionarias desde el punto de vista de la cultura organizacional, y que, desgraciadamente, perdieron mucho de su poder en forma de papeleos y tecnicismos. Hice mi tesina sobre el papel del liderazgo en el modelo EFQM y no creo que su filosofía distara mucho del enfoque de las metodologías Agile. Fue una oportunidad perdida. Si no ponemos el foco en la parte “soft” de estas nuevas metodologías, no habremos aprendido nada. Y no creo que se trate de un error cometido a propósito. La mayoría de las personas realizan el esfuerzo de formarse en Scrum con buenas intenciones. Es el desconocimiento del poder de la cultura organizacional y la incapacidad para gestionarla lo que bloquea el potencial para la mejora de la gestión del talento de la herramienta.

Como dice el creador de la metodología Scrum, “Nadie debiera perder su vida en trabajos protocolarios, carentes de sentido. No solamente es malo para la empresa, es malo para el alma”. Y en una comunidad que está tratando de atraer talento, nuestra preocupación debiera ser cuidar y nutrir esas almas.

Para adquirir una conocimiento más profundo sobre los beneficios de aplicar la metodología Agile y otras tendencias de gestión empresarial te recomiendo asistir al programa promovido por la Federación Vizcaína del Metal: Liderar organizaciones para la innovación y la excelencia.

Aprovecha esta oportunidad para incorporar Mindfulness y otras herramientas innovadoras, aplicadas al liderazgo y la cultura organizacional. Una formación en abierto que se va a llevar a cabo durante este último trimestre. 

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Política de privacidad

Al solicitar su suscripción, sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de Susana Zaballa Heredia cuya finalidad es enviarle información sobre productos y actividades de la empresa. Necesitamos su consentimiento expreso y, por ello, le enviaremos a su email un enlace de confirmación de la suscripción vía Mailchimp, la herramienta empleada que cumple la normativa europea.

Sus datos serán conservados mientras no nos solicite su supresión.Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos de los cuales le informamos de forma adicional en la Política de Privacidad.

Comparte en redes sociales